lunes, 22 de julio de 2013

Esencia. Puzzle





Se conocieron por internet, algo tan común en estos días! Conocerse no es la palabra exacta ya que muchas veces no llegas a conocer ni al que duerme a tu lado cada noche. Dijéramos que contactaron.
Momento de presentaciones, de risas, de intercambiar datos, correos,… y en un momento dado presentarse mediante fotografías.
Él quiso jugar con ella y le preguntó qué parte del cuerpo de un hombre le gusta más y cuál menos, y le mandaría una foto de cada una de esas partes. Ella respondió rápidamente: la parte que más, sus hombros; la parte que menos, sus pies. Y él así lo hizo mandándole una foto de cada una de esas dos partes.
Durante un tiempo, él le fue enviando fotos de diferentes partes de su cuerpo y le dijo que ella fuese componiéndolas como si de un puzzle se tratara. También la advirtió de que la parte que nunca le enviaría sería la de su rostro.

Finalmente ella completó casi toda la serie y quedó bastante asombrada. Ya estaba asombrada antes en realidad: aquel hombre, por su forma de hablar, le parecía que tenía ese un puntito canalla que a ella tanto la excitaba y a la vez era capaz de ser cariñoso o sensible cuando la ocasión lo requería, y por si fuera poco, era capaz de parecer canalla utilizando un lenguaje exquisito.
Él le preguntó qué le parecía. Ella dijo que estaba asombrada pero que faltaba una pieza, la esencia.  Un cuerpo que te transmite mucho no está completo sin la verdadera esencia, lo que puede transmitir la mirada, el tener cara a cara a la globalidad de aquella persona.

Foto 1, cedida por un lector anónimo

Un tiempo después quiso el destino que pudiesen conocerse personalmente, tomar un café, una charla agradable y ella pudo corroborar que la impresión que se había hecho de él a través de sus palabras y de sus imágenes recortadas era muy acertada. Y cuando él se acercó a su cuello como si fuese a besarla y le dijo al oído “ya tienes también mi esencia”, pareció que el puzzle estaba completado. Ambos estaban equivocados.

Anocheció y llegó el momento de despedirse. Él le dio dos suaves besos en las mejillas.  Ella pensó: “Claro, un beso en los labios hubiese quedado demasiado romántico y no es su estilo, pero….¿se va a ir así, de rositas?”.
Ella le dijo al oído.” ¿A qué no eres capaz de tocarme el culo?”, a ver si de esta manera le provocaba un poco. Él sonrió, se acercó a su boca, mordió con bastante presión sus labios (lo del beso seguía pareciendo no demasiado apropiado), apretando con las dos manos sus nalgas y le dijo muy cerquita del oído: “Y a que tú no eres capaz de chuparme la polla?”.

En pocos minutos estaban en el asiento trasero del coche de ella. Ella besó su cuello, bajo hasta sus pezones, los lamió y con la lengua, ayudada de sus manos recorrió el camino que le quedaba hasta el erecto miembro de él.

Foto 2, cedida por el mismo lector

Ella saboreó aquella polla como si fuese la primera, como si tuviese un sabor que nunca antes hubiese probado, como si estuviese hambrienta de aquel único alimento, y en cambio lo hacía con una maestría de quien conoce sobradamente los mecanismos del placer.
Seguidamente, se bajó el tanga y se subió el vestido y se colocó encima de él. A ella le sorprendió desde el primer segundo que aquella polla se acoplaba a la perfección a su coño, que los vaivenes hacían que el placer fuese creciendo en los lugares en que tenía que crecer…..eso sí que era un puzzle, ahora encajaban todas las piezas.

Antes de que él se corriese, ella bajó, se arrodilló frente a él y volvió a aquella polla que, al contrario que muchas, le parecía exquisita. Él empezó a acelerar su respiración, el momento era inminente; con un gran esfuerzo la previno, por si ella quería apartarse….pero ella no podía ni quería parar, sabiéndose dueña al menos en aquel instante del placer de un hombre como aquel.



Y él explotó en aquellos labios carnosos, que seguramente no lo serían menos de otros labios donde tenía pensado explotar muy, muy pronto.
Se miraron a los ojos y los dos comprendieron que la verdadera esencia era aquello que chorreaba desde la comisura de sus labios hasta su escote.



21 comentarios:

  1. ummm que calor!! me excitaría mucho quedar con un desconocido con el que de alguna forma hay tensión sexual y dejarse llevar... besitos guapa

    ResponderEliminar
  2. Uala nena!!! On dius que els venen els puzzles aquests...
    Amb la calor que fa i tu provocant!!

    Petons Guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los puzles, pero nunca he hecho ninguno como el tuyo, excitante relato cielo, muy hot

    besosss

    ResponderEliminar
  4. Wow, Belkis, eso si que es conocerse profundamente... me excitó mucho tu relato

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué pasó cuando se terminó el puzle? Ese es el final y el juego termina. Siempre se puede hacer uno nuevo, o repetir el mismo (aunque ya no es igual que la primera vez). Podemos intentar ser puzles nuevos, reinventarnos, y así mantener el morbo inmenso en nuestras vidas, como el que tiene esta historia. Gracias Belkis

    ResponderEliminar
  6. Con paciencia... los puzzles acaban siempre encajando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. i mira que jo no sóc de puzzles....però amb aquest si que m'hi atraveixo

    ResponderEliminar
  8. SIEMPRE ME HAN GUSTADO LOS PUZZLES, JEJEJEJE...
    CUANTOS MAS DIFICILES MEJOR.
    SI AL FINAL EL RESULTADO ES COMO ESTE,,,, HABRÁ QUE HACER MUCHOS MAS PUZZLES.
    UN GRAN RELATO,,, PERO DEMASIADO PARA ESTOS CALORES,,, :P

    UN BESAZO BELKIS!!!

    ResponderEliminar
  9. Todos los puzzles son complicados pero ningún con un final yan pasional como este.

    efe

    ResponderEliminar
  10. Mia, cuando quedas con un desconocido, no siempre acaba la cosa así. Beso (gracias por seguir).

    Ssshh, no lo sé, no tengo ni idea...y además, ¿no ves que aún tengo sólo dos piezas? jejejeje. ¿Qué yo provoco???? ¿a quién? jajaja. Petonets.

    Adis, gracias. No deja de ser otra manera de expulsar rabia contenida. Besos.

    Tloque, es una manera de empezar a conocerse, sin dar demasiados rodeos.

    Milady, gracias a ti. Pues no lo sé, no todas las historias escriben segundas partes. Beso.

    Vlixes, creo que no soy muy paciente yo. Besazo.

    Joan Gasull, te gusta también "encajar piezas"? jejeje.

    Lord Shadow, yo este año apenas noto la calor. Tengo tanto por dentro, que apenas percibo el de fuera jejeje. Besazo.

    Siempreefe, a mí no se me dan bien los puzzles, menos mal que al menos éste conseguí acabarlo (en forma de relato, por supuesto).

    Creo que no he llegado a decirlo en ningún momento pero dedico esta entrada con toda mi excitación, digo con todo mi cariño, al propietario de las fotos cedidas.

    ResponderEliminar
  11. Wawwwwwwwww eres una verdadera artista en todos lossentidos. Qué gran relato y qué buena elección

    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gùde, no, en absoluto, de artista nada. Eso sí, me pone que tú me lo digas jejeje. Besazos.

      Eliminar
  12. hermosa, muchas gracias por la dedicatoria, tus palabras son excitantes, tiernas, atrayentes abren los poros al deseo,

    besos y pellizco en el culo ;-)

    c,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo!!! He aquí el propietario de las fotos! Creo que las palabras es lo más excitante y tierno que tengo jajajaja. A ti sí que te abría yo todos los poros, c, pero a lametones! jejejeje.
      En fin, gracias otra vez por tu aportación. Besos...y saludos de parte de mi culo

      Eliminar
  13. Aunque en primera instancia pareciera lo de la esencia referente a algo más etéreo, pues no; es esencia totalmente gelatinosa, ya sabes....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toy, esencia gelatinosa! eso es, jajajaja

      Eliminar
  14. Eso necesito yo... una buena mamada!!!

    Y en la parte de atrás de un coche... como en los viejos tiempos.

    Beso.

    ResponderEliminar
  15. Qué buen relato! me ha encantado.
    Hmmmmm k rico.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kelliam, sólo fue una inspiración por el regalod de esas imágenes. Un beso...y bienvenido

      Eliminar
  16. A parte de mi habitual falta de tiempo, últimamente estoy teniendo bastantes dificultades técnicas para llegar aquí y actualizar, o contestar.

    ResponderEliminar

Me excitan las palabras... así es que no olvides dejar alguna.