lunes, 8 de abril de 2013

Las cosas que se curan





Hace mucho tiempo, antes de que embarrancase en esta Salida de emergencia, yo ya navegaba por estos mares. Antes de ser una aspirante a sirenita que intenta atraer con sus cantos a apuestos y fornidos marineros, yo era simplemente un lindo pececillo navegando por las corrientes de este cibermundo.
Por aquella época conocí a un tipo. Entablamos conversación privada en una especie de chat, nos fuimos conociendo poco a poco y nos caímos genial desde el primer momento. No sé si fue un fallo o no, pero obviamos las presentaciones; no nos hicimos las típicas preguntas de cómo te llamas, de dónde eres, cuántos años tienes y a qué dedicas el tiempo libre.
Entonces sucedió algo así como que nos encandilamos. No sé, no encuentro la palabra exacta (¿nos ciberencoñamos?).

Cuando más apegaditos estábamos y más ciberarrumacos nos hacíamos, llegaron las presentaciones. El señor en cuestión resultó tener una diferencia de edad más que considerable conmigo; él era mayor.
Fue una especie de shock pero curiosamente más para él que para mí. A mí no me importaba demasiado pero a él al parecer sí, y estuvo un tiempo intentando apartarse de mí, aunque no sin demasiado éxito.
Después llegaron las confidencias. Y poco a poco, sin pretenderlo, me convertí en su musa. Porque este señor escribía, y lo hacía de putísima madre, así es que imaginad cómo podía sentirme yo.


Y entonces llegó el momento en que decidimos acortar distancias y conocernos personalmente. Él me envió unas fotografías suyas. Sí, era mayor, bastante….. ¿y qué?. Yo no me encapricho y me desencapricho tan fácilmente. Al cabo de un par de días, yo le correspondí mandándole alguna fotografía mía.
Ya, ya sé que yo no era un cúmulo de cánones de belleza sino todo lo contrario, pero él tampoco era un Adonis precisamente. La cuestión es que su reacción fue decirme que yo no era lo que él esperaba, y poco a poco se fue apartando de mí. Evidentemente él cortó de inmediato cualquier posibilidad de encuentro, por muy remota que fuese, e incluso ante una taza de café.

Yo, que incluso en mis peores momentos siempre he pensado que quien no quiere estar conmigo no me merece, no insistí, no le acosé, ni le perseguí. ¿Para qué? Tan sólo le pedí explicaciones cuando incluso bloqueó su blog; hizo que sólo pudiesen acceder a él personas a las que él hubiese autorizado previamente. Y a mí no me lo permitió. No hubo respuesta. No me dio acceso a pesar de que yo era parte de más de la mitad de aquel blog.

Y poco a poco, todo se acabó y se olvidó. Hasta que un día este patito feo, empezó a ser un poco menos feo. Menos fea, menos gordita, más vieja y quizás por eso, más sabia….. Y haciendo limpieza de mi correo, me di cuenta de que conservaba su dirección. No os podéis imaginar la de cosas que conservo en el correo y durante cuánto tiempo!

Así es que al final una vocecilla disfrazada de demonio con cuernos y tridente, me dijo que le escribiese, que le dijese algo. Y otra vocecilla, disfrazada de ángel con sus alitas inmaculadas, me pidió que no fuese demasiado cruel. Y como ambas parecían estar de acuerdo, le escribí. Con palabras amables, creo que las justas y sencillas, le dije que yo no renuncié a él a pesar de la gran diferencia de edad. Y él sí lo hizo en cambio porque yo tenía algún que otro flotador de más anudado a mi cuerpo.
Le dije que cambié, que ahora estaba un poco mejor. Y que con el tiempo esperaba que él hubiese comprendido que hay cosas, como tener unos kilos de más, que pueden remediarse pero que ir avanzando en edad (y yo que me alegro, que conste) o la gilipollez, ésas no tienen cura, son inevitables.



35 comentarios:

  1. Olé Tú!!!!!
    No hase falta dicir nada mas!!!!

    Guapa!!!!

    Petonets...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ssshh, bueno, en su momento dije muchas más cosas, pero ahora ya está bien así. Petonets.

      Eliminar
  2. Genial tu respuesta, justo la que merecía. Yo es que me pierdo, con la gente que busca a una persona que no sea superficial y los acepte, mientras ellos buscan diosas/dioses. Ni te preocupes, que eso sí que no lo merece. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Devastiel, lo divertido fue que yo no buscaba nada, simplemente me lo encontré. Y no, no me preocupa en absoluto; si me preocupase, quizás ni lo escribiría. Besos.

      Eliminar
  3. ja veo al pobre buscando tanta perfeccion dandole a una muñeca inchable.....con lo sabrosas que sin las curvas al natural

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joan Gasull, la verdad es que ha pasado tanto tiempo que no me preocupa nada en absoluto cómo le haya ido.

      Eliminar
  4. No logro entender, por su parte, ese tipo de actitud ,aunque lo respeto. Sólo me surge una incógnita. El porqué lo pones ahora aquí...
    Besos (varios)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amowhor, lo pongo aquí por varias razones; la principal es que creé una etiqueta a la que llamé "historias del ciber" para contar historias que me han sucedido con personajes del cibermundo, en el que tú, yo y tanta gente nos movemos.
      Otra razón es reivindicar, por millonésima vez, la importancia de las personas por lo que son en esencia y no por su físico, aunque no soy imbécil, y sé que en este mundo -y en el cibermundo también- es lo que impera: tener una buena imagen, un buen físico, ser atractivo-a, etc.
      En fin, si quieres más razones, en privado....que aquí me alargo ya demasiado, jejeje. Besos varios y variados.

      Eliminar
  5. HAY MUCHOS QUE NO MADURAN CON LA EDAD,,, Y OTRAS COMO EL BUEN VINO, MEJORAN CON LOS AÑOS.
    ÉL SE LO PERDIÓ,,, UN BESAZO BELKIS!!!

    ResponderEliminar
  6. Bien dicho. Él se lo perdió, y yo también me lo sigo perdiendo ;-)

    Por cierto, sin noticias tuyas. ¿Tan poco te gustó la última? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Torrevientos, tu "última noticia" aún me provoca sueños ardientes jejejeje.
      Lo que pasa es que tengo asuntos que me mantienen alejada de aquí, de allí y de todas partes.

      Eliminar
  7. Exacto, no es lógico tener q ir dando razones o explicaciones... mucho menos cuando se trata del físico. Bien x tu respuesta.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gùde, si explicación no dí ninguna....sólo mandé un par de fotografías! Besotes

      Eliminar
  8. Le dijistes lo que se merecia, me hace gracia cuando son selectivos justo quienes no deberian porque ellos no estan para eso precisamente, en fin que seguro mas de una vez se lamento

    besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adis, sí, la verdad es que resulta tremendamente curioso, pero...¿no crees que normal? ¿No crees que el 99,9% de los hombres hubiese reaccionado igual?
      El resto habría actuado igual pero quizás más educadamente.
      Besos

      Eliminar
  9. Mira bonita, Dios le da pan a quien no tiene dientes!! y esto ocurre por que el que tiene dientes, sabe morder!

    Portate bien cielo!

    ResponderEliminar
  10. Um... Um... joder... Aqui me voy a meter en un lio...

    El tio era un gilipollas... vale. Si, eso esta claro... Pero creo que hay que tener un poco los pies en el suelo y tener presente el rol de cada uno...

    Cuando alguien escribe y te dice que eres su musa... Debes valorar, si prefieres seguir teniendo eso, o arriesgarte a ir a por mas, conseguir el primo, o por el contrario, llevarte un planchazo...

    A veces, es mejor conservar lo que ya esta bien...

    Un abrazo.

    http://diariodeunaesposaobediente.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr.Álex, él no dijo que yo fuese su musa ni yo pedí serlo....simplemente fue.
      Yo no suelo arriesgarme, quien me conoce lo sabe bien. Total, para cagarla? Pero mira, esa vez estuve a punto y para qué?
      En el cibermundo las cosas duran tiempos y espacios diferentes.
      Abrazo.

      Eliminar
  11. creo que esas personas no merecen la pena...
    yo también he pasado por lo mismo y francamente ves de lo que te has librado..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juana la Loca, me preocupa más lo que me estaré perdiendo que aquello de lo que me libré....ainsss

      Eliminar
  12. Valiente cretino.

    Un aplauso para ti, por ser tan vivaz, por ser auténtica, pero sobre todo, por gustarte a ti misma.

    Arriba los patitos feos!!! (me incluyo).

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Teo, gustarme, gustarme....no diría yo tanto.
      Cuac-cuac.....beso en el pico

      Eliminar
  13. Si... un valiente cretino... un tipo de mierda que no te merecía... quizás a él no le gustaban las mujeres...
    Que el que no se presta se vá...
    Hummmm bueno me coloco a tu disposición jajajajaja...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sex, así, hablando clarito jejejeje.
      A mi disposición? Así, sin más, sin foto?

      Eliminar
  14. No te preocupes Belkis...el se lo pierde...sera por peces!!!!

    ResponderEliminar
  15. No te preocupes belkis...el mismo te hizo un favor y mostró su verdadero ser...será por peces en el mar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubito pues me debe fallar el anzuelo porque no pesco nada de nada

      Eliminar
  16. suele pasar idiotas como ese solo buscan una cara bonita y un cuerpo perfecto sin fijarse que lo de adentro puede estar podrido...

    Saludos me encanto tu historia, no hay nada mejor que darse el tiempo de conocer a las personas por lo que tienen dentro que por lo externo...saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Real Fénix, también opino que alguien puede exigir aquello que puede dar.
      Y en esto, en encanto o atractivo físico, él tampoco ofrecía nada

      Eliminar
  17. Leo y releo tus interesantes relatos y a veces se me queda la mente en blanco para poder hacerte un comentario. Cada unos somos un mundo diferente.
    Moni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moni, tu mente en blanco? No te creo....jejejeje

      Eliminar
  18. Haces muy bien, y tienes mucha razón. Quien no está, no se lo merece. Dicho esto..lamento haber tardado tanto. El camino era oscuro. Espero poder leerte más asiduamente. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Explorador, pues es que mi camino también está siendo algo oscuro y ahora no puedo pasar por aquí yo tampoco. Un beso.

      Eliminar

Me excitan las palabras... así es que no olvides dejar alguna.