miércoles, 1 de febrero de 2012

Nos vigilan





Mucho se ha hablado sobre las cámaras de vigilancia, que si velan por nuestra seguridad o si violan nuestra intimidad. Y el debate sigue en marcha.
Se supone que están en lugares estratégicos donde velar por la seguridad y donde no realizaríamos ningún acto íntimo, susceptibles de que fuese violado algún derecho personal. Pero no eso no es así.
¿Acaso no follaríamos en la oficina si supiésemos que ya se ha marchado todo el mundo, o no lo haríamos en un cajero a altas horas de la madrugada,….? Por cierto, puedo aseguraros que en los grandes aparcamientos también hay cámaras, y no sé cómo, pero sus objetivos recorren cualquier rincón donde quieras “ponerte”.
Si entran las ganas, uno se olvida de las cámaras, si es que se sabe de su existencia porque no siempre lo sabemos. Detrás de ese artilugio, siempre hay como mínimo un par de ojos que están mirando. Esto puede cohibir mucho pero en según qué situaciones puede resultar extremadamente morboso.
El vigilante. Puede parecer una profesión aburrida, con rondas de vigilancia periódicas en lugares donde no sucede normalmente nada, con visionados de grabaciones en las que sólo transcurre el tiempo, pero estoy segura de que sus ojos han visto cosas que otros simplemente desearíamos ver.
Hubo un momento en la breve historia de este blog que confluyeron aquí cuatro vigilantes. Uno de ellos desapareció entre un mar de páginas. Otro está para vigilarle a él de arriba abajo mientras pienso en qué no sería capaz de hacerme. Otro me permitió el lujazo de ser él quién en una ocasión se situó al otro lado del objetivo de la cámara. Y el cuarto….éste merece capítulo aparte por llenar mi pantalla de palabras, morbo y deseo durante un tiempo y por mandarme caliente a la cama un montón de noches.


video

18 comentarios:

  1. Pues sí, cuando llega el deseo suele abstraerse uno hasta ese punto. Si yo te contara... Genial entrada.

    ResponderEliminar
  2. que buena recopilación!
    por donde andarán mis imágenes?

    abrazo!
    f

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué no me estaré yo quietecita? Jugando con la interfaz, me he cargado el diseño original que hacía servir para mis entradas. Y encima, no sale la entrada entera, sino que hay que acabar de leerla donde pone "Más información". Todo este lío para poder adjuntar un video que no había manera, aunque al final lo logré...¿lo habéis visto? Bueno, seguiré toqueteando a ver qué consigo (dentro y fuera del blog jejeje).

    Gudèlu, mmm.....cuenta, cuenta. Besos.

    f, voy recopilando por aquí todo aquello o todo aquel que se entregue o se deje. Ves? fíjate tú: tuve cuatro vigilantes en un momento dado. ¿Tus imágenes? No me has prestado ninguna para el blog, verdad? Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Basta con ver un par de capítulos de Person of Interest, y se te pone la piel de gallina. A mí no, porque yo soy muy buenito...:-)

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, estamos permanentemente observados. Ya se ha terminado hasta el recurso, para casos de emergencia, del ascensor. Yo tengo la suerte de trabajar en un sitio donde se prioriza el derecho a la intimidad sobre la seguridad, no hay camaras y sí bastante espacio reservado, en cambio falta algún elemento...., el masculino :))

    ResponderEliminar
  6. En mi empresa las han puesto no hace mucho en todo el perímetro exterior, que yo sepa en el interior no hay... tampoco he hecho nada de lo que pueda arrepentirme, jejeje.

    ResponderEliminar
  7. Nos vigilan, pero quién vigila a los que vigilan?
    ¿Es un delito también el sexo en un lugar no convencional? Cómo avanza el mundo en esto de las leyes absurdas!!!

    ResponderEliminar
  8. jajaja.
    no. me refería a las cosas que he hecho por ahí.
    a que quien sabe cuales de ellas pueden haber estado filmadas!
    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  9. Un día, voy a tener una sorpresa buceando por estos "Porn amateur" que inventó Satanás....

    ResponderEliminar
  10. las cámaras nos vigilan... los que están detrás de las cámaras nos ven...
    alguna vez hicimos algo con cámaras vigilando, pero fue bastante disimulado... y tratando de no estar al alcance del campo visual, pero no podemos asegurar que no nos vieron...
    lo que sí hemos hecho, y hacemos siempre es, en verano, dejar la ventana abierta...
    belquis... extrañamos tus visitas...
    besos

    ResponderEliminar
  11. Ato, sí, tú estás muy buenito! Besos.

    Aliana, si es que no se puede tener todo! Besos.

    Ssshhh, no hay por qué arrepentirse...aunque nos vigilen! Beso.

    John desnvdo, creo que tendría que ser delito no tener sexo, independientemente del sitio jajaja. Beso.

    f, si yo fuese juez, conseguiría una orden para requisar cámaras y....verte! Abrazo.

    Torrevientos, un morbazo impresionante! Beso.

    Toy, quieres decir que si yo bucease ahí podría encontrarte?mmm, interesante! Beso.

    Nosotrosdos, la ubicación de mi piso creo que no me permitiría ni ver ni ser vista aún con la ventana abierta....cachis! Yo también os extraño pero quizás pronto recupere el ritmo normal de mi vida. Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta hacerlo con la posibilidad de ser descubierto.

    Pero esperando que no.

    ResponderEliminar
  13. Guille, eso es morbo. Que te pillen sería un puntazo....o un corte, para mí jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Si! en un aparcamiento del centro, dentro del coche...fue EXCITANTE AL MAXIMO!...y una imprudencia total. De todos modos, son esos ratos imprudentes los que hacen que la vida merezca la pena... Un abrazo:)

    ResponderEliminar
  15. Misha, muy bien! Morbo asegurado; sí, imprudencia, temor, quizás algo de pudor...pero un subidón de adrenalina increíble, no? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. pues a mi que me vigilen...porque un
    dia de estos la lio....

    (s)

    pd:

    ResponderEliminar
  17. soydecolores, la liamos juntos en....un cajero automático, por ejemplo? jajajaja

    ResponderEliminar

Me excitan las palabras... así es que no olvides dejar alguna.